domingo, 6 de julio de 2014

Espátula Común (Platalea leucorodia)


Aves/Ciconiiformes-Ciconiae/Threskiornithidae-Plataleinae/ Platalea

Distribución

P.l. leucorodia. S de España, Holanda y SE de Europa hasta C y E de Asia, extendiéndose hacia el S hasta el Golfo Pérsico, India y Sri Lanka. Inverna en el O y E de África y SE de China.

P.l. balsaci. Islas y costas de Mauritania.

P.l. archeri. Costas del Mar Rojo y Somalia.

P.l. leucorodia tiene una amplia distribución, pero discontinua y muy fragmentada. Se calcula que en Europa hay unas 9.000 parejas reproductoras repartidas en dos poblaciones:

La población occidental se distribuye por Dinamarca, Alemania, Holanda, Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Italia, España Portugal y Marruecos. Las mayores colonias de cría están en la costa atlántica andaluza (unas 700 parejas) y en la holandesa (400 parejas). También nidifica en el S de Portugal (Algarve y Alentejo). Sus cuarteles de invernada se encuentran en la costa NO de África (Marruecos, Mauritania y Senegal), a donde llegan a través de dos rutas: principalmente por la costa cantábrica (estuario de Guernica y marismas de Santoña) y atlántica (rías de Arousa, Pontevedra y Vigo), y en menor medida por el interior (embalses de Castrejón, Rosarito, Río Lobos) y la mitad oeste peninsular (lagunas de Villafáfila, Guadiloba).

La población oriental se reparte por Centroeuropa, países balcánicos, Turquía, Ucrania y Rusia. Estas aves invernan en el N y E de África (Túnez, Argelia, Libia y Egipto).

En España cría en las marismas del SO (Odiel, Doñana y Cádiz) y en Extremadura. Como invernante se la puede encontrar en el complejo intermareal Umia-Grove, Llanos de Cáceres y marismas del Guadalquivir.

En Galicia se la ve en principalmente en la migración postnupcial y también como invernante. A nuestras costas llegan aves provenientes del Mar de Wadden (ente el Mar del Norte y el litoral holandés y alemán) y del NO de Francia (Navedo 2006). Estas aves se dirigen a las costas de Senegal y Mauritania (Banc d’Arguin), siguiendo una ruta desde el NE hacia el SO si las condiciones de vuelo son idóneas (viento de cola), pero a veces se ven obligadas a desviarse debido a situaciones meteorológicas desfavorables.

A continuación presento un gráfico con las observaciones realizadas en el complejo intermareal Umia-Grove, ría de Pontevedra, ría de Vigo y estuario del Miño (F. Javier Torres Goberna y Ana Durán Besada).


Identificación


Es un ave de gran tamaño (70-95 cm), con una envergadura alar de 115-135 cm y un peso de 1130-1960 g. El macho es algo mayor que la hembra.

De color blanco níveo y aspecto de garceta, resulta inconfundible por su pico largo y ancho terminado en forma de cuchara. Los adultos tienen un penacho colgante en la nuca de color amarillo, y la base del cuello amarillo claro con matices ocres. Las largas patas son negras, lo mismo que el pico, en cuya punta presenta coloración amarilla. 


Los adultos no reproductores carecen de amarillo y de cresta. Los inmaduros y las aves de primer invierno son similares a los no reproductores, pero la punta del pico es rosada y muestran coloración negra en las puntas de las primarias.


Las subespecies balsaci y archeri son de menor tamaño. La balsaci tiene el pico enteramente negro y carece de coloración amarillenta en la base del cuello.

Hábitat

Aguas poco profundas de humedales, pantanos, ríos, cuerpos de agua grandes y áreas inundadas. Durante la invernada frecuenta hábitats marinos protegidos, como deltas, estuarios y lagunas costeras. Generalmente anida en islas de lagos o ríos, y ocasionalmente en costas marinas. También en masas densas de plantas emergentes, sobre todo en cañaverales con árboles o arbustos dispersos.

Alimentación

Adultos y larvas de escarabajos acuáticos, libélulas, langostas, tricópteros y moscas. También moluscos, crustáceos, gusanos, sanguijuelas, ranas, plantas y vegetación acuática.  


Reproducción

Forma colonias a menudo asociadas a garzas y cigüeñas. El nido puede estar emplazado sobre el suelo, en un islote aislado, o en arbustos, mangles o árboles, a una altura de 4-5 m.  Consiste en una plataforma de palos, ramitas, cañas o tallos, con hierba y hojas en su interior, y al que se le agrega tierra cuando se encuentra situado en el suelo.

En España la puesta tiene lugar principalmente en abril, aunque a veces comienza en enero y febrero. Generalmente pone 3-4 huevos blancos con pequeñas pintas pardo-rojizas, que serán incubados por ambos padres durante unos 24 días. Los pollos son nidícolas y vuelan transcurridos 45-50 días. Alcanzan la madurez sexual a los 3-4 años y suelen vivir entre 10-20, pudiendo llegar incluso hasta los 28 años de edad.

Conducta

Las espátulas emplean la mitad de su tiempo en obtener alimento y casi la otra mitad en descansar. El resto lo ocupan en los desplazamientos, siendo característico su vuelo con el cuello extendido.

Se alimenta en pequeñas bandadas y a menudo en solitario. Vadea metódicamente en aguas poco profundas, moviendo el pico de lado a  lado, y a veces realiza alguna pequeña carrera persiguiendo a una presa. Es de hábitos parcialmente nocturnos.


Cuando está en las colonias de cría suele emitir gruñidos, pero el resto del año es bastante silenciosa. Cuando está nerviosa baja el pico y puede emitir un ruido al entrechocar las mandíbulas.

A medida que disminuyen las horas de luz y comienzan a bajar las temperaturas, se produce un descenso en los recursos alimentarios, que llevará a la espátula a comenzar su migración. Previamente habrá acumulado una gran cantidad de grasa que consumirá durante el  viaje hacia los cuarteles de invierno.


Suele volar en etapas de 200-400 km (hasta 1000 km), en busca de lugares adecuados donde descansar varios días. En el  paso prenupcial sólo se suelen ver individuos adultos, ya que los jóvenes nacidos el año anterior permanecen en las áreas de invernada o realizan desplazamientos dispersivos. Además, durante este paso, las espátulas se reparten por muchos más lugares que en la migración postnupcial.

Durante la migración perecen muchos individuos debido a las tormentas, la desaparición de hábitats donde alimentarse en las paradas intermedias, y a la caza. Se calcula que la mitad de los juveniles fallecen durante su primer año de vida y que sólo uno de cada cuatro alcanza la edad adulta.


Entre los factores que pueden perturbar a las espátulas y provocar que abandonen los lugares de descanso, están la presencia de personas o animales domésticos, la cercanía a núcleos urbanos y actividades como la pesca, el marisqueo o la presencia de embarcaciones de recreo.


Las fotografías de este artículo han sido realizadas por Ana Durán Besada y F. Javier Torres Goberna ©.

Bibliografía

Handbook of the birds of the world
Del Hoyo, Elliott & Sargatal
Lynx Edicions

Guía Baia das aves de Galicia
Carlos Pedreira López, Carlos Silvar, X.M. Penas Patiño
Edicions Baia

Guía de campo de las aves de España y Europa
Roger Tory Peterson, Guy Monfort, P.A.D. Hollom
Editorial Omega

Guía de la aves de España
Eduardo de Juana y Juan M. Varela
Lynx Edicions

La guía de Incafo de las aves de la Península Ibérica y Baleares. 
Ramón Sáez-Royuela
Editorial Incafo