domingo, 10 de junio de 2012

Serra do Courel



Descripción

La Serra do Courel se encuentra al SE de la provincia de Lugo, limitando al N con la comarca de O Cebreiro, al S con Valdeorras y al W con O Bierzo. Sus más de 193 km2 se extienden por los concellos de As Nogais, Pedrafita do Cebreiro, Folgoso do Courel, Samos, Triacastela, O Incio, A Pobra de Brollón, Quiroga y Ribas de Sil.

La Devesa da Rogueira tiene una extensión aproximada de 200 ha y cubre los dos tercios inferiores del Pico Formigueiros (1643 m). 


Sus hayedos son los más occidentales de Europa y a pesar de su enorme valor botánico (más de 1000 especies de plantas), faunístico (170 especies de vertebrados) y paisajístico, la Serra do Courel carece de protección ante las amenazas que suponen los frecuentes incendios, las talas y las minas de pizarra.


Geología

En la orogenia hercínica se crearon numeroso pliegues tumbados en dirección NO, la mayoría de los  cuales se levantaron en la orogenia alpina, provocando la aparición de la sierra y de estrechos valles encajados por los que corren los ríos siguiendo las líneas de falla. Estas orogenias provocaron torsiones que originaron pliegues tumbados como el de Campodola, el mayor pliegue sinclinal de la península ibérica, desarrollado sobre cuarcita armoricana, que podemos observar en el mirador situado en la carretera entre Quiroga y Folgoso, antes de llegar al Alto do Boi.


Los materiales más frecuentes en estas montañas, que se extienden en dirección NE-SW, son las pizarras, varios tipos de rocas metamórficas, areniscas, cuarcita y calizas.


En las zonas de roca caliza aparecen originan diversas cuevas: Cova do Oso (Moreda); Sima de Aradelas (Campelo), que es la cueva más profunda de Galicia;  Cova da Ceza (Noceda) tiene 800 m de longitud y cuenta con varias salas unidas por estrechos pasos, a través de los cuales corre un regato que se alimenta de las aguas de un lago de 25 m de profundidad situado al final de la cueva; la  Cova de Tralacosta (Paderne) y la Cova de Tralalastra (Mostaz) cuentan con hermosas estalactitas y estalagmitas;  la Buraca das Choias (Visuña) tiene una  entrada de 12 m de ancho por 10 m de alto y por su interior corre el regato dos corvos. Para llegar cogemos en Visuña la  carretera que lleva a Ferramulín y a unos 200 m la podemos ver arriba a la derecha.

La minería de la pizarra es la principal actividad económica de la zona. En algunos lugares la caliza ha sido sometida a procesos metamórficos  y se convertido en mármol, como en el caso de una antigua cantera de Seoane. Otras explotaciones mineras son la de antimonio en Vilarbacú, al pie del Pía Paxaro, la de zinc y plomo en O Cebreiro ó las piritas de Rubiais que abastecían las herrerías de Seoane, Ferrería Vella o Valdomir, entre otras. Durante la época romana y hasta el siglo III d.C. se extrajo oro en minas como la de Toca ó Torubio,  o en los aluviones de Froxán.

La acción de la glaciación se puede apreciar en la Devesa, Vilarbacú y en la laguna glaciar de Lucenza (1420 m).

Clima

Presenta fuertes variaciones entre el invierno y el verano, con tendencia a las sequías estivales. También hay una fuerte variación norte-sur: en O Cebreiro la precipitación media anual es de 2.000 mm, con una temperatura media de 9º, mientras que a orillas del Sil la influencia mediterránea es muy clara, con un precipitación media de de 1.000 mm y una temperatura media de 13º. En las partes altas de la sierra la precipitación media es de 2285 mm. 

Arqueología

En O Courel podemos encontrar gran número de castros correspondientes a la época romana, vinculados a la explotación minera, y caracterizados por el empleo de pizarra como material constructivo y por la presencia de viviendas de planta rectangular y cuadrada. Los más importantes son el de Vilar, da Torre y Fouciños (Sobredo), Miraz, Torexe (Visuña), Paderne, Froxán, Parada, Esperante, Romeor, Teso do Castro (Ferreirós de Arriba), Brío (Mercurín)...

Castro da Torre

En el monte de las Valiñas en Romeor, existe un túnel de 50 m de largo que fué excavado en el siglo II y que servía de acueducto para el lavado del oro en las minas de Millares y Torubio.


Arquitectura tradicional

O Courel destaca por la importancia de su patrimonio histórico-artístico, con construcciones tradicionales de gran belleza. Podemos destacar las aldeas de Visuña, la arquitectura de las casas de Esperante ó las de Vilamor, de esquinas redondeadas, tejados de losas de pizarra y balcones de madera. Existen también herrerías (Valdomir, Seoane y Folgoso), numerosos molinos y albares, construcciones de forma redondeada, de 10 a 15 m de diámetro y alrededor de 2 m de altura, que se utilizaban para defender las colmenas de los ataques de los osos que habitaban la sierra.

En O Courel existe arquitectura medieval como la torre do Castro de Sobredo y el castillo de Carbedo en Esperante, y también iglesias y capillas como la de Esperante, Espasande (con retablos barrocos), Folgoso, Hórreos, Meiraos, Noceda (con torre de tres cuerpos en la cabecera), Seceda (con  torre cuadrada, y retablos barrocos) y Seoane.

Flora

El Courel supone la transición entre las tierras altas de O Cebreiro y las bajas del Valle del Sil: la separación entre el piso climático atlántico y el meso-supramediterráneo. Además, la presencia de afloramientos calizos y las diferencias altitudinales, llevan a que O Courel sea el lugar con la flora más diversa de Galicia, con más de 750 taxones inventariados, lo que supone más del 60% de la flora gallega.

Narcisos
Primulas

La mayor parte de la sierra está cubierta por jaras (Cistus psilosepalus, Cistus salvifolius), brezo blanco (Erica arborea), otras ericáceas (Erica aragonensis, Erica umbellata, Daboecia cantabrica), piornos (Genista florida) y otros matorrales como la xesta blanca (Cystus lusitanicus). 

Existe una gran diversidad de ambientes: brezales en las cumbres de las montañas; roquedos calizos donde crecen las encinas y madroños (Arbutus unedo); bosques de umbría o “devesas” y vegetación de ribera en los ríos Selmo, Soldón y Quiroga (E), Lor (W) y Sil (S).


En las zonas bajas hallamos especies arbóreas como el alcornoque (Quercus suber), encina (Quercus ilex), madroño (Arbutus unedo), carballo (Quercus robur), cerquiño (Quercus pirenaica), roble albar (Quercus petrae), avellano (Coryllus avellana), pino (Pinus sylvestris) y castaño (Castanea sativa). 


En las zonas superiores, como por ejemplo en la Devesa da Rogueira, estos árboles son reemplazados por las hayas (Fagus sylvatica), tejos (Taxus baccata), acebos (Ilex aquifolium) y abedules (Betula celtibérica).



En la Fonte do Cervo crece la Pinguicula vulgaris, una planta carnívora  cuyas hojas están provistas de miles de pelos, que segregan una sustancia pegajosa en la que quedan atrapadas los insectos. Posteriormente unas glándulas segregan unas enzimas que los digieren.

Pinguicula vulgaris

O Courel y Valdeorras son las zonas de Galicia con mayor número de especies de orquídeas. Las orquídeas crecen en afloramientos calizos, en ambientes oligotrofos donde existe poca competencia con otras plantas. Es frecuente verlas en prados segados o dedicados al pastoreo estival, y  están adaptadas a los rigurosos estiajes del verano así como a los incendios, ya que las partes subterráneas pueden sobrevivir muchos años. Entre las especies de orquídeas que podemos encontrar en O Courel podemos señalar las siguientes: orquídea verde (Coeloglossum viride), orquídea blanquecina (Leucorchis albida), orquídea de saúco (Dactylorhiza sambucina), orquídea de  hoja ancha de pantano (Dactylorhiza majalis), orquidea alta de pantano (Dactylorhiza elata), orquídea manchada (Neotinea maculata), orquídea del hombre ahorcado (Aceras antropophorum), orquídea masculina (Orchis mascula), orquídea morrión (Orchis morio), orquídea púrpura (Orchis purpurea), orquídea de hojas separadas (Orchis laxiflora), orquídea italiana (Orchis italica), orquídea quemada (Orchis ustulata), orquídea gigante (Barlia robertiana), orquídea del lagarto (Himantoglossum hircinum), serapia corazón (Serapias cordigera), serapia de flores pequeñas (Serapias parviflora), serapia lengua (Serapias lingua), orquídea abeja (Ophrys apifera), orquídea becada (Ophrys scolopax)...

Orchis italica en Carbedo
 Ophrys scolopax

 Dactylorhiza sambucina


Fauna

Las sierras de O Courel y Ancares son el refugio de numerosas especies amenazadas de Galicia. De entre las que figuran en el Anexo II de la Directiva Hábitats podemos citar el caracol de quimper (Elona quimperiana), la babosa (Geomalacus maculosus), coleópteros como el gran capricornio (Cerambyx cerdo) y  el ciervo volante ó vacaloura (Lucanus cervus), y las últimas poblaciones del  cangrejo de río autóctono (Austropotamobius pallipes).

Mariposas: En el Alto do Couto y Formigueiros podemos encontrar hasta el 70% de las especies de mariposas que viven en Galicia. Entre las más raras destaca la morena española (Aricia morronensis perigleri),  un endemismo de la península ibérica muy esporádico localizado en los principales macizos montañosos, y la muy amenazada ropalócero (Colias crocea). Otras especies: esfinge abejorro de orla estrecha (Hemarys titius), macaón (Papilio machaon), punta anaranjada (Anthocharis belia euphenoides), numerada (Vanessa atalanta), blanquiverdosa alpina (Pontia callidice), negra mayor (Satyrus férula).

Punta anaranjada

Anfibios: salamandra común (salamandra salamandra), tritón palmeado (Triturus helveticus),  tritón ibérico (Triturus boscai), tritón jaspeado (Triturus marmoratus), sapillo pintojo (Discolglossus pictus), sapo partero (Alytes obstreticans), sapo común (Bufo bufo), sapillo moteado (Pelodytes punctatus), ranita de san Antonio (Hyla arbórea), rana bermeja (Rana temporaria parvipalmata), rana patilarga (rana ibérica).

Salamandra común 

Tritón jaspeado


Reptiles: lagarto ocelado (Lacerta lepida), lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi), lagartija roquera (Podarcis muralis), lagartija ibérica (Podarcis bocagei), lagartija serrana (Lacerta montícola), eslizón tridáctilo (Chalcides chalcides), lución (Anguis fragilis), culebra de escalera (Elaphe scalaris), coronela europea (Coronella austriaca), coronela lisa meridional (Coronella girondica), culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) y víbora de Seoane (Vipera seoanei), única especie de serpiente venenosa que hay en Galicia.

Lagarto verdinegro

Lución

Aves: milano negro (Milvus migrans), aguilucho pálido (Circus cyaneus), aguilucho cenizo (Cyrcus pygargus), azor común (Accipiter gentilis), gavilán común (Accipiter nisus), busardo ratonero (Buteo buteo), abejero europeo (Pernis apivorus), culebrera europea (Circaetus gallicus), águila real (Aquila chrysaetos), aguililla calzada (Hieraaetus pennatus), cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), alcotán europeo (Falco subbuteo), halcón peregrino (Falco peregrinus), perdiz roja (Alectoris rufa), perdiz pardilla (Perdix perdix), paloma zurita (Columba oenas), paloma torcaz (Columba palumbus), cuco común (Cuculus canorus), lechuza común (Tyto alba), mochuelo europeo (Athene noctua), búho real (Bubo bubo), cárabo común (Strix aluco), búho chico (Asio otus), chotacabras gris (Caprimulgus europaeus), martín pescador (Alcedo atthis), abubilla (Upupa epos), alondra común (Alauda arvensis), cogujada común (Galerida cristata), totovía (Lullula arbórea), avión común (Delichon urbica), avión roquero (Ptyonoprogne rupestris), bisbita alpino (Anthus spinoletta), lavandera cascadeña (Motacilla cinérea), mirlo acuático (Cinclus cinclus), colirrojo real (Phoenicurus ochruros), collalba gris (Oenanthe oenanthe), roquero rojo (Monticola saxatilis), curruca mosquitera (Sylvia borin), mosquitero papialbo (Phylloscopus Bonelli), reyezuelo listado (Regulus ignicapillus), reyezuelo sencillo (Regulus regulus), papamoscas gris (Muscicapa striata), carbonero palustre (Parus palustris), trepador azul (Sitta europaea), alcaudón dorsirrojo (Lanus collurio), oropéndola (Oriolus oriolus), cuervo común (Corvus corax), chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax), camachuelo común (Pyrrhula pyrrhula), escribano cerillo (Emberiza citrinella), escribano hortelano (Emberiza hortulana).

Roquero rojo

Mamíferos: erizo común (Erinaceus europaeus), musgaño patiblanco (Neomys fodiens), musaraña tricolor (Sorex coronatus), desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), topo europeo (Talpa europaea), rinólofo mayor (Rhinolophus ferrum equinum), rinólofo pequeño (Rhinolophus hipposideros), minióptero (Miniopterus schreibersi), murciélago orejirroto (Myotis emarginatus), murciélago común (Myotis myotis),  murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus), orejudo común (Plecotus auritus), orejudo austríaco (Plecotus austriacus), zorro común (Vulpes vulpes), nutria (Lutra lutra), garduña (martes foina), marta (Martes martes), tejón (Meles meles), armiño europeo (Mustela erminae), comadreja (Mustela nivalis), gineta (Genetta genetta), gato montés (Felix sylvestris), jabalí (Sus scrofa), corzo (Capreolus capreolus), ardilla común (Sciurus vulgaris), topillo rojo (Clethrionomys glareolus), rata de agua norteña (Arvicola terrestris), topillo nival (Chionomys nivalis), ratón leonado (Apodemus flavicollis), lirón gris (Glis glis), conejo común (Oryctolagus cuniculus)...

En las partes altas de la sierra viven grupos muy dispersos de lobo (Canis lupus), en lugares abruptos con matorrales y brezos. 


En O Courel hay numerosos foxos de lobo, construcciones tradicionales formadas por dos muros altos que permiten conducir al lobo hasta un foso donde era capturado y muerto. Entre otros, podemos citar el foxo de Cortés, situado entre los municipios de Folgoso, Samos y O Incio.

A principios del siglo XX aún existían osos pardos (Ursus arctos) en O Courel y actualmente aparece de manera ocasional algún ejemplar procedente de los Ancares.

Itinerarios

1.- Mercurín. Chan das Mouras
Entre la aldea de Mercurín y la de Ferrería Vella se encuentra este lugar de una belleza mágica. 


Se trata de un impresionante Karst que se extiende por unas 5 Ha en un recorrido laberíntico de unos 2 km, entre castaños de extrañas formas, y en el que se suceden las cuevas.


Los minerales solubles en el agua producen la meteorización química de la caliza y forman cuevas, que posteriormente se hundieron, dando lugar a las "torcas o dolinas". En muchos lugares permanecen las paredes verticales de las cuevas. 


En otros vemos las rocas que cayeron desde los techos de las cuevas. 


En las zonas umbrías crece la rara orquídea Neottia nidus-avis


2.- Devesa da Rogueira desde Moreda. La ruta hacia el Courel parte de Quiroga en dirección a Folgoso, desde donde seguiremos en dirección a Seoane. 


Dos kilómetros antes de llegar a Seoane tomamos la desviación a la derecha que tras 4 km nos lleva hasta la aldea de Moreda, en la que se encuentra  el aula de la naturaleza y a su izquierda, el sendero que sigue el cauce del río Moreda cruzando la Devesa da Rogueira de abajo a arriba. 


Si bien al principio el camino es llano, pronto comienzan las fuertes pendientes que se mantendrán todo el trayecto y que hacen que esta ruta tenga una dificultad media-alta. El trayecto de ida y vuelta dura unas 7-8 horas, si queremos alcanzar la cumbre del pico Formigueiros (1639 m), máxima altura de la sierra y sobre cuya ladera N se extiende la Devesa da Rogueira. 

Al poco de comenzar el camino nos encontramos con el río Moreda, y nada más cruzarlo hallamos un encinar. Más adelante volvemos a cruzar el río y luego un regato para comenzar el ascenso siguiendo el empinado camino. 



La vegetación va cambiando a medida que subimos y el encinar deja paso a un bosque de carballos y este a su vez al hayedo, con abundancia de tejos y acebos. En esta zona podemos observar aves forestales como el azor y el reyezuelo sencillo.



Cuando llegamos a la parte superior del bosque vemos el sendero más amplio que viene del puerto de Visuña y al que luego me referiré. 


Seguimos el camino y casi al final, nos desviamos a la izquierda y seguimos unos 500 m, llegamos a la Fonte do Cervo, con sus dos manantiales, el de la izquierda de aguas calcáreas y el de la derecha de aguas ferruginosas que caen sobre la roca dándole un color anaranjado.




Volvemos sobre nuestros pasos hasta que salimos de la Devesa y nos encontramos con un camino ancho y otro más estrecho que se dirige hacia la derecha y que nos lleva hasta el mirador de Polín.

Mirador de Polín

Devesa da Rogueira desde el Mirador de Polín

Volvemos sobre nuestros pasos y seguimos adelante por el camino principal el camino hasta llegar a la Campa de Lucenza,  donde a lo lejos se ve la cumbre del Pía Paxaro  (1607 m). Un camino baja a la laguna de Lucenza (1420 m) y a la aldea de A Seara.

Si continuamos por el camino de la izquierda llegaremos al Teso das Papoulas  (1603 m), a la Boca da Rogueira (1556 m) y más adelante al pico Formigueiros (1643 m). 

3.-Devesa da Rogueira desde el Alto do Couto (1334 m). Una forma mucho más sencilla de llegar a la Fonte do Cervo es seguir en coche desde Seoane en dirección a Esperante, cruzamos el río Lor dejando a nuestra derecha el camping y a  4 Km aproximadamente, nos desviamos a la derecha en dirección al Alto do Couto y a la aldea de Visuña. A 1,3 km encontramos las ruinas del castillo de Carbedo, construido en la Edad Media para fortificar el paso entre Galicia y O Bierzo. Se dice que los monjes de Samos escondieron en este castillo a Alfonso II cuando era niño, para evitar que fuera capturado por su primo Aurelio. El castillo de Carbedo ya existía en el año 1550 y fué propiedad del caballero  Don Núñez Peláez, quien lo cedió a la Orden de Santiago.



En el monte Cido, cerca del castillo de Carbedo, se hallaron dos importantes piezas arqueológicas: una tabla de hospitalidad del año 28 d. C. y un águila que se supone coronaba un estandarte romano. La tabla de hospitalidad es un documento que establece compromisos jurídicos y políticos entre dos partes, equivalente a un pacto ante notario, y cuyo texto traducido es el siguiente: "bajo el consulado de Apio Julio Silano y de Publio Silio Nerva, Tillejo, hijo de Ambato de origen Susorro, perteneciente a la centuria de Ayobaigaeco, ha establecido tratado por su parte los habitantes del castillo de Toledo lo toman a perpetuidad bajo su protección y la de su clientela, lo mismo que a su mujer e hijos, hecho por lo mismo Tillego, hijo de Ambato, bajo los magistrados Latino, hijo de Aor, y Ayo, hijo de Temaro".


Tanto la tabla de hospitalidad como el águila están hechas en bronce y se encuentran depositadas en el Museo de Lugo


Continuamos por la carretera en dirección a Visuña hasta llegar al  Alto do Couto, de donde parte un sendero a la derecha que recorre la parte superior de la Devesa y que lleva hasta la Fonte do cervo.



4.- Formigueiros y Pía Paxaro  desde el Alto do Couto.  En el Alto do Couto, en vez de tomar la senda a la Devesa, continuamos unos 200 m por la misma carretera en dirección a Visuña y nos encontraremos una pista de tierra.


Tras una dura ascensión llegaremos hasta el Alto do Couto. Seguimos adelante hasta que encontramos un poste de madera que señala la subida la cumbre del Formigueiros  (1639 m.)  



Las vistas desde aquí son espectaculares: Monforte, O Incio, Ponferrada, las Médulas y el macizo de Trevinca. 


Panorámica desde Formigueiros, con Pía Páxaro al fondo.

Volvemos a bajar al camino y continuamos nuestro recorrido.


Llegamos a la Boca da Rogueira, situada en la parte superior de la devesa.


Si seguimos la pista sin desviarnos llegamos a la antes citada Campa da Lucenza, en donde como ya expliqué anteriormente hay un camino a la derecha que se dirige hacia la Devesa y otro a la izquierda baja a la laguna de Lucenza.

Si por el contrario continuamos recto hacia el SO, podemos hacer un recorrido de dificultad media-alta y de 5-7 horas de duración. A unos 3,3 km llegamos a la base del monte Pia Paxaro (1611 m.), donde nos encontramos con una pequeña pista a la izquierda por la que ascendemos hasta la cumbre.


Cerca de este desvío hay otro que va hacia  la derecha y nos permite llegar al mirador del monte Fedo o Penaboa (1457 m.), sobre la aldea de Ferreirós de Arriba, desde el cual podemos disfrutar de una vista espectacular. Desde el monte Fedo podemos volver hasta la bifurcación, y bien tomar el camino de la derecha que nos llevará a la laguna de Lucenza y A Seara, o bajar por el de la izquierda hacia la Devesa, el mirador de Polín y la aldea de Parada.


5.- Fervenza do Selmo. En el Porto de Visuña seguimos adelante, dirección Visuña y Ferramulín.

Ferramulín.

Continuamos hasta que la carretera se convierte en pista durante unos kilómetros antes de que regrese el asfalto. Seguimos por la derecha hacía el río Selmo y podemos contemplar la fervenza.


6.- Ruta de A Seara a la laguna de Lucenza

A Seara es uno de los principales pueblos de O Courel, y pertenece al concello de Quiroga.


Se encuentra en el valle del río Selmo, que corre por el medio del pueblo y que podemos ver desde el Mirador das Gurbias.



A Seara es un hermoso conjunto en el que podemos apreciar la arquitectura típica del Courel, con sus casa de piedra, techos de pizarra y balconadas de madera.


Desde A Seara (1.000 m) podemos realizar la ascensión de 2,6 km hasta la laguna glaciar de Lucenza (1400 m), la cual mide unos 60 m de diámetro y  suele presentar agua todo el año salvo en los veranos especialmente secos y calurosos. 


Comenzamos en la carretera que une Cruz de Outeiro con Ferramulín hasta llegar al puente sobre el río Selmo en el que comienza el sendero labrado sobre la roca, en la que se distinguen las huellas dejadas por las ruedas de los carros.


A 200 m encontramos la cascada de O Fócaro, de 30 m de altura. 


Cruzamos un puente de piedras para después desviarnos a la izquierda atravesando un prado para seguir la senda que asciende lentamente paralela al río. 

Tenemos que abrir un portón que encontraremos y volver a cerrarlo para que no escape el ganado. Más adelante, a unos 800 m encontramos una desviación a la derecha que se dirige a los pastizales de O Lago, pero nosotros seguimos recto por el camino  hasta el arroyo de Porto Mourelos, el cual cruzamos por un puente de madera y continuamos entre dos largos muros de piedra. 


Proseguimos por el camino que primero tuerce a la derecha y  luego a la izquierda para comenzar una fuerte subida. Desde la ruta veremos la cascada de Navaregas, de unos 70 m de altura y varios circos glaciares. 


Al llegar a una loma el camino se hace más llano y veremos un pequeño sendero a la izquierda en el que hay un cartel que indica la desviación hasta la laguna. A unos 50 m más adelante hay otro sendero que también lleva a la laguna y que es más fácil. Llegamos a una vaguada y cruzamos el arroyo de O Lago para ascender una pendiente corta pero muy empinada desde la cual veremos ya la laguna. Siguiendo el sendero encontraremos un desvío a la izquierda que desciende hasta la laguna de Lucenza.



Si en vez de desviarnos hacia la laguna seguimos recto, llegamos a la Campa de Lucenza, de donde parten pistas hacia la Devesa da Rogueira, Pía Paxaro y Formigueiro.


7.- Seoane-Romeor. Desde Seoane nos dirigimos a la aldea de Romeor. Desde aquí podemos caminar unos kilómetros adentrándonos en su devesa y también  visitar el túnel de A Louseira, construido por los romanos para la conducción de agua.


8.- Ruta do Taro Blanco. Desde Seoane salimos en dirección a O Cebreiro y a 500 m nos desviamos en dirección Samos-Meiraos y ascendemos al monte Da Cotela. A 2 km hay un desvío a la derecha hacia O Poio y la Mina da Toca. Desde aquí seguimos una pista de tierra durante 3 km hasta encontrar un desvío a la derecha que nos lleva a la mina (2 km). La Mina da Toca era una explotación aurífera romana, que empleaba canalizaciones de agua de los montes cercanos. Si en vez de tomar este camino seguimos recto, a los 5 km llegamos a Taro Blanco, una gran masa rocosa  caliza desde la que se contempla la Sierra del Caurel y el Valle del Rio Pequeno.

9.- Seoane a Paderne y Pedrafita do Courel, por el camino  que lleva cerca del río Pequeno, y la vuelta se puede hacer a media ladera por una pista. El camino se coge desde la carretera de salida de Seoane hacia Folgoso y se dirige a  las aldeas de la parroquia de Meiraos. 


El primer grupo de construcciones que encontramos es la antigua ferrería de O Mazo, reconstruida como casa de turismo rural.


Más adelante llegamos a la hermosa cascada de Poza da Grada.


También es de destacar la presencia de tres conjuntos etnográficos en las denominadas Cabanas da Caseliña, dos Corvos y de Carballois.


En esta ruta de 4-5 horas podemos observar águila real, mirlo acuático, trepador azul y camachuelo. 


Paderne es una aldea situada a 901 m de altitud y pertenece a la parroquia de Meiraos. 



En Paderne podemos iniciar un recorrido de dos horas que nos llevará hasta el Alto da Escrita (1460 m.), y en el que contemplaremos la devesa de Paderne, la segunda más importante del Courel después de la  Rogueira.


Desde el Alto da Escrita donde podemos disfrutar de una vista magnífica, con el Taro Blanco enfrente.  


Esta pista enlaza con otra que viene de Seceda, a la izquierda, y llega hasta el Alto da Pedra y Pedrafita do Caurel (derecha). 

Pedrafita do Courel

Si seguimos recto a una media hora encontramos un desvío a la izquierda que lleva a  Mercurín, desde donde podemos regresar a Seoane por el antiguo camino que va a la Ferrería de Seoane.


10.- Seoane, Esperante, Carbedo y Campelo, a través de viejos caminos, evitando las pistas de reciente construcción, podemos hacer un recorrido de 5-6 horas partiendo de , en el que podemos observar culebrera europea, aguilucho pálido y cenizo, alcaudón dorsirrojo y camachuelo común.

11.- Alto do Boi- Pía Paxaro- Formigueiros -Moreda. Desde Folgoso tomamos el camino que lleva al Colegio Público comenzaremos a acender hasta enlazar con una pista de tierra por la que en dos horas llegaremos al Alto do Boi (1061m). Aquí podemos tomar la pista de la izquierda  que nos lleva al castro de Vilar do Courel,  o seguir la de la derecha que conduce a Pía Paxaro, y continuar por una senda entre matorrales que nos lleva a Formigueiros, en una ascensión con un desnivel total de 650 m. El descenso desde aquí a  Moreda tiene un desnivel de 1050 m,  que podemos realizar por el Porto de Visuña o por la Devesa. En total son entre 7 y 8 horas de caminata.

12.-Vilamor - Vilar - Froxán
Desde la entrada de Folgoso sale una carretera que nos lleva a Vilamor (6 km) y por la que seguimos hasta encontrar a mano izquierda el indicador del sendero. Por un camino de carros descenderemos hacia el río Lor, que cruzamos por un puente de madera (Ponte de Vilar) y comenzamos a ascender hacia Vilar. Aquí nos encaminamos a la ermita de san Roque y al castro. Desde la ermita cogemos el camino a la derecha hacia el río, que cruzamos por el puente de Froxán para llegar a la aldea. Podemos volver a Vilamor por donde vinimos o por la carretera.