viernes, 11 de enero de 2013

Petroglifos de Penisas Pequenas (Monteferro. Nigrán)



En la costa SO de Monteferro, en el punto más cercano a la isla Estela de Terra y sobre una roca granítica, se encuentran los petroglifos de O Coello o Penisas Pequenas (42º08´58,81´´N, 8º50´51,73´´O).


La importancia de este grupo inscultórico radica en que presenta la mayor concentración de molinos rupestres de Galicia: un total de veintiún molinos naviculares de sección longitudinal unidos entre sí mediante surcos. Este tipo de molino de soporte fijo es especialmente frecuente en la zona comprendida entre el N de Portugal y el N de la ría de Vigo.


Por lo que se refiere al uso que se le daba a estos molinos de Penisas Pequenas, no parece probable que se destinaran a moler cereales ya que se encuentran en una ladera bastante empinada y muy cercana al mar, por lo que no es un lugar especialmente apto para el cultivo.


Otra posibilidad es que se emplearan para moler minerales y que el material se fuera pasando de un molino a otro en sucesivas fases. Pero los molinos son muy cortos y estrechos, lo que dificultaría el proceso de machacar y triturar materiales demasiado duros.


Desde mi punto de vista, resulta más probable que se utilizaran para moler plantas silvestres, como el beleño negro, para obtener sustancias psicotrópicas que posteriormente se utilizaban en algún tipo de ritual. 

Además de los molinos, en Penisas Pequenas aparecen grabadas varias combinaciones ovales concéntricas con numerosas cazoletas en su interior, así como seis rebajes identificados como podomorfos. 


Los podomorfos aparecen orientados hacia S, SE, O, NO y NE, abarcando un arco de aproximadamente 270º (Manuel Santos Estévez) 


Por lo que se refiere a la cronología de este grupo de insculturas, si bien el panel explicativo que se halla junto a ellas la sitúa en el Neolítico, mi opinión es que más bien corresponde a un momento entre el Calcolítico (3000-2000 a.C) y principios de la Edad del Bronce (1800 a.C). Para hacer esta datación tengo en cuenta la presencia de otro tipo de motivos, como las combinaciones circulares y cazoletas, aunque soy consciente de que este es un método poco fiable para establecer su antigüedad ya que, por ejemplo, en Santa Tecla se han encontrado molinos naviculares asociados a esvásticas, las cuales corresponderían a un período comprendido entre el Bronce pleno y la Edad de Hierro.

Si bien los petroglifos del Calcolítico y la Edad del Bronce se suelen localizar en rocas cercanas a lugares de paso y tránsito o en zonas húmedas propicias para los pastos, el emplazamiento de Penisas Pequenas no se corresponde con estos criterios. Por el contrario, se trata de un paraje retirado, muy cercano a la isla Estela de Tierra, desde el que se puede contemplar una amplia panorámica de la ensenada de Baiona y el Val Miñor sobre todo unas espectaculares puestas de sol. 

Todo ello me lleva a concluir que las personas que hace miles de años labraron en esta roca los molinos y demás grabados, lo hicieron porque consideraron que este aislado enclave era el lugar idóneo para la realización de sus ritos chamánicos o de iniciación.



Las fotografías de este artículo han sido realizadas por Francisco Javier Torres Goberna ©.