sábado, 8 de diciembre de 2012

Petroglifos Laxe da Chan (Cangas do Morrazo)

En la parroquia de Darbo del concello de Cangas do Morrazo, se encuentra los petroglifos de Laxe da Chan. Se sitúan en una larga veta longitudinal de granito de grano fino sobre una roca de grano medio de 10 m X 15 m.


Los motivos incluyen un puñal, un escudo de forma triangular y otro de mayor tamaño, varias alabardas con enmangadas de modo esquemática o con tres remaches en la unión con el mango. 

Las alabardas aparecen representadas en al menos seis grupos de petroglifos gallegos: Castriño de Conxo (Santiago de Compostela), Santiago de Breixa (Silleda), Xan de deus (Moraña), Montecelo en A Caeira (Poio), Laxe da Chan (Cangas do Morrazo), Poza da lagoa, en el monte Penide en Trasmañó (Redondela) y Auga da Laxe I (Gondomar. Pontevedra).


La alabarda tipo carrapatas (según la clasificación de Schubart) tiene su origen en Tras os Montes (Portugal) y se caracteriza por tener una gran hoja triangular de cobre, con un fuerte nervio central que crea dos partes prácticamente simétricas. Presenta dos acanaladuras paralelas al filo y se sujeta al mango mediante una lámina triangular con tres agujeros para los clavos. Su relación con las alabardas inglesas es indiscutible y se corresponde con el tipo carn irlandés. 


En la parte superior se distinguen tres paletas. 


También círculos simples y combinados, trazos atípicos, un antropomorfo y un zoomorfo. 


Salvo las paletas, los grabados están muy erosionados, por lo que apenas son perceptibles.

Los petroglifos de Laxe da Chan están datados alrededor del 1800 a.C, en la Edad del Bronce I.