sábado, 22 de diciembre de 2012

Dolmen Creu Cobertella y menhir Casa Cremada (Roses. Girona)


El fenómeno megalítico catalán se extiende desde el Pirineo hasta el Llobregat y presenta características particulares propias de cada zona geográfica.  Dentro de los dólmenes del Alto Empordá el más importante es el de Creu Cobertella, situado en el municipio de Roses (Girona), sobre una colina a unos 150 m sobre el nivel del mar. Para acceder a él tomamos la carretera que lleva de Roses a Montjoi y a 1,5 Km encontramos una indicación a mano izquierda que señala el camino hacia el dolmen.

Creu Cobertella es un dolmen de corredor evolucionado que corresponde a un período tardío del megalitisimo. 


Tiene una cámara de 3,90 m de largo por 3,20 m de ancho, con una altura interior de 2,45 m y está formada por siete ortostatos, cubiertos por una gran losa de 5,65 m X 4,15 m, de 40 cm de grosor. 


Tiene una antecámara de dos losas y cubierta, pero no se conservan los restos del corredor cuya entrada se orientaba hacia el  S-SE. 


Su cronología probablemente esté alrededor del 2700-2500 a.C, en el período Eneolítico, también llamado Calcolítico o del Cobre. En las inmediaciones del dolmen se han hallado restos de diversas cronologías, incluidas iberas, romanas y visigodas. De la época del dolmen podrían datarse unos fragmentos de cerámica lisa y campaniforme.

Si seguimos subiendo por el camino que nos ha llevado hasta Creu Cobertella, a unos 200 m sobre el nivel del mar encontraremos el menhir de Casa Cremada.

Casa Cremada es un bloque de gneis con una veta de cuarzo blanco, de alrededor de 2,40 m de alto por 0,90 m de ancho. Su datación no es precisa pero correspondería a finales del neolítico o al período Calcolítico.


El megalitismo catalán tiene una cronología posterior al galáico-portugués y corresponde a un período tardío ó postmegalitismo.