domingo, 18 de marzo de 2012

Porto

Porto es la segunda ciudad más importante de Portugal, con una población de 240.000 habitantes, y de 1.700.000 en su área metropolitana, la mayor parte de los cuales viven en Vilanova de Gaia,  en la otra ribera del Douro.

Porto

El centro histórico de Porto ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En este viaje nos centraremos en la ciudad vieja, con sus edificios históricos y estrechas calles de aire decadente que bajan hacia el río.

Una vez en Porto podemos dejar nuestro automóvil en la Avenida dos Aliados, en pleno centro de la cuidad, donde se halla la Cámara Municipal. 

Cámara municipal

Seguimos calle abajo entre edificios modernistas hasta la Praça da Liberdade, donde veremos la estatua ecuestre del Rey Pedro IV.

Edificio modernista

Praça da Liberdade

Tomando como referencia la Praça da Liberdade, tenemos tres rutas:

- 1ª ruta, hacia la derecha (Igresia dos Clérigos, Livraria Lello e Irmao e Igresias do Carmo y dos Carmelitas).

- 2ª ruta, hacia la izquierda (Rúa Santa Catarina, Café Majestic, Mercado do Bolhao, Praza da Batalha, Estación de San Bento, Catedral de la Sé).

- 3ª ruta, hacia el río (Palacio da Bolsa, San Francisco, Ribeira y Gaia).

Primera ruta:
Nos dirigiremos hacia la derecha y nada más llegar a lo alto de la cuesta estaremos en la Igresia dos Clérigos, con su torre de más de 200 escalones que subiremos para disfrutar de una excepcional vista de la ciudad.

Igresia dos Clérigos
Torres dos Clérigos

Una vez hayamos bajado de la torre continuaremos por la cercana Rúa dos Carmelitas y en el número 144 se halla la Livraria Lello & Irmao, una de las más bellas de Europa, y dónde se rodaron algunas escenas de las películas de Harry Potter.

Continuamos por la rúa dos Carmelitas hasta llegar a la Rúa do Carmo, donde están las Igresias do Carmo y dos Carmelitas, decoradas con los característicos azulejos blancos y azules.

Igresias do Carmo y de os Carmelitas 

Segunda ruta
Desde la Praça da Liberdade nos dirigimos a la izquierda. Pasaremos por la Rúa Sá da Bandeira, donde está el Hotel Teatro y el Café de Roma, lugar ideal para desayunar o tomar un café acompañado de rica bollería. 

Subimos la Rúa 31 de Janeiro hasta llegar al cruce con la Rúa Santa Catarina.

Esquina de las calles 31 de Janeiro y Santa Catarina

Merece la pena hacer una parada en el Café Majestic (1921).

Café Majestic

Más adelante en la Rúa Santa Catarina encontramos la Igresia das Almas y bajando por la Rúa Fernandes Tomás llegaremos al Mercado del Bolhao.

Igresia das Almas

Volvemos sobre nuestros pasos hasta llegar al cruce de la Rúa Santa Catarina y la Rúa 31 de Janeiro, para llegar a la Praza da Batalha. Aquí hay varios edificios interesantes, como el antiguo Café Águia D´Ouro ó la Igresia de San Ildefonso.

Café Águia D´Ouro 
Igresia de San Ildefonso

La estación de trenes de San Bento se encuentra en la Praça de Almeida Garrett y fue construida a principios del siglo XX. En su interior podemos contemplar su hall decorado con más de 20.000 azulejos, que representan diversos momentos de la historia de Portugal.

Estación de San Bento
 Hall de la estación de San Bento
 Azulejos de la Estación de San Bento

Finalizamos esta ruta en la Catedral da Sé de Porto, construida durante los siglos XII y XIII. La fachada con las torres es de estilo románico, y el claustro y la capilla de Joao Gordo pertenecen al gótico. El portal, las balaustradas y las torres son de estilo barroco.

Catedral da Sé


Tercera ruta:
Desde la Catedral tomamos el Funicular de Cais da Ribeira para llegar a la parte baja de la ciudad.

Desde el final de la Ribeira llegamos a la Igresia de San Francisco originalmente románica pero transformada al estilo gótico en el siglo XIV, con rosetón y pórtico barrocos del XVII-XVIII. El interior de la iglesia es de un barroco exuberante, con tallas de madera revestidas con más de 300 kg de polvo de oro. En la diversa y profusa policromía de madera destaca la escultura del Árbol de Jesé.

Igresia y Convento de San Francisco

Al lado de San Francisco se encuentra el Palacio da Bolsa, un bello edificio neoclásico que se empezó a construir en 1842.

Palacio da Bolsa

Frente a la Bolsa se encuentra la plaza y estatua de Don Henrique ó Navegante.

Don Henrique ó Navegante 

Podemos comer en alguno de los restaurantes con terraza de la Ribeira, ó en los que hay en Gaia, cruzando el río por el Puente de Luis I.

Ribeira
Puente de Luiz I

Desde la parte superior de este puente contemplamos la ciudad de Porto y la de Vila Nova de Gaia, donde se hallan las bodegas de vino de oporto y siguiente punto de nuestra visita.

Porto
Vila Nova de Gaia

Nada más cruzar a Gaia llegamos a la Avenida de Diogo Leite, donde podemos subir a alguno de los barcos que nos llevaran en una excursión por el río Duero, mostrándonos los siete puentes que unen ambas riberas. En el mismo barco nos darán invitaciones para degustar y comprar oporto en alguna de las bodegas.


Y así concluye esta ruta básica por la ciudad de Porto.