domingo, 15 de enero de 2012

Musaraña Etrusca (Suncus etruscus)


Orden: Insectivora. Familia: Soricidae. 
Subfamilia: Crocidurinae. Género: Suncus.


Fecha observación: Jueves, 18 de julio de 1996. Hora: 06:30. 

Lugar: Camping Sta Catalina. La Vecilla de Curueño (León)

Observadores: Ana Durán y Javier Torres Goberna.

La Vecilla del Curueño (1036 m) es la entrada al Valle del Curueño, una zona interesantísima tanto por sus paisajes con afloramientos calizos, como por su riqueza botánica y faunística. Localizado en la Sierra Fuentes de Invierno, el estrecho valle del Curueño tiene unos 56 Km de longitud y su cabecera es el puerto de Vegarada, en la vertiente meridional de la cordillera cantábrica. La vegetación de este área corresponde al dominio climático supramediterráneo: brezos, acebos, hayas, abedules, robles, espinos, encinas, álamos y coníferas. La actividad ganadera ha causado un fuerte impacto en el paisaje, siendo muy frecuentes los pastizales.

Durante este viaje, Ana Durán y yo pasamos 11 días en la montaña leonesa (Mampodre, Riaño, San Isidro, Cistierna y valles del Porma y Curueño), observando entre otras las siguientes aves: Cigüeña Blanca, Buitre Leonado, Alimoche, Milano Negro, Águila Real, Culebrera Europea, Aguililla Calzada, Azor Común, Cernícalo Vulgar, Cárabo Común, Perdiz Pardilla, Alcaudón Dorsirrojo, Cuervo, Corneja Negra, Pico Picapinos, Pito Real, Collalba Gris, Mirlo Acuático, Oropéndola, Golondrina Común, Avión Roquero, Avión Común, Avión Zapador, Vencejo Común, Agateador Común, Lavandera Boyera, Herrerillo Común, Acentor Común, Pardillo Común, Verdecillo Común, Escribano Montesino, Escribano Soteño, Escribano Cerillo.

Buscamos un sitio para acampar y lo encontramos en el Camping Santa Catalina, en La Vecilla de Curueño. Se trataba de unas instalaciones que en aquel tiempo estaban destinadas en su mayor parte a campamento de verano para niños. Había un pequeño canal de riego que separaba la zona de los niños del prado en el que había tres o cuatro tiendas de adultos, una de las cuales era la nuestra. Una noche el agua del río desbordó el cauce del riego y comenzó a inundar el prado donde estaba nuestra tienda. Así antes de amanecer nos levantamos sobresaltados ante la posibilidad de que nuestra tienda y pertenencias se vieran afectadas por el agua.


Salimos de la tienda y mientras evaluábamos la situación, me di cuenta de que algo se movía entre la hierba. Nos acercamos y vimos que era una familia de musarañas, la madre y tres crías, que huían de la repentina inundación. Estaban mojadas y no se mostraron temerosas cuando nos acercamos a centímetros de ellas. La madre iba adelante, y esperaba con calma que las crías rezagadas la siguieran en su huida lejos del agua. Corrí a la tienda a por la máquina de fotos y le saqué las fotografías que figuran al final de este artículo.



La observación tiene además interés porque la Musaraña Etrusca es común en la mitad S y NE, pero casi no existen datos de su presencia en el N peninsular. Esta observación no sólo acredita su presencia si no también su reproducción.

Descripción:
Es uno de los mamíferos más pequeños del mundo con una longitud de 6-10 cm de los que 2,4-3 cm corresponden a la cola. Su peso es de 1,8 a 3 g. Su pelo es suave, de color gris oscuro en la zona dorsal y gris claro en la ventral, con largos pelos que sobresalen; tiene dientes blancos como todas las Crocidura y orejas y cola bien desarrolladas.


Distribución:
Especie típicamente mediterránea. Vive en Europa meridional, norte de África y Asia meridional hasta  Malasia. Abundante en la Península Ibérica, muy rara en el NW. En Galicia no se halla presente.

Hábitat:
Biotopos secos y pedregosos. Tiene preferencia por los encinares. Viñedos y demás cultivos, pequeños cursos de agua y jardines.

Reproducción:


Tiene lugar en verano. Tras breves acoplamientos de escasos minutos, comienza la gestación que dura de  3-4 semanas de gestación (27 días de promedio). La hembra puede tener 4 o 5 camadas en la que  nacen de 3-6 crías del tamaño de un grano de café, que serán cuidadas exclusivamente por la madre

Conducta:
Es un animal solitario, que defiende su territorio con la voz y mediante de la secreción de almizcle  que producen los machos con unas glándulas situadas en los flancos. La Musaraña Etrusca es muy difícil de observar debido a su tamaño y por ser de hábitos predominantemente nocturnos. Sus predadores naturales son rapaces nocturnas y culebras.
Su ritmo cardíaco es elevadísimo, unas 1.200 pulsaciones por minuto, por lo que tiene una altísima tasa metabólica. Esto supone que no puede sobrevivir más de unas horas sin comer, por lo que su apetito es descomunal. Se alimenta de invertebrados (sobre todo artrópodos y gusano). Suelen vivir alrededor de un año.