sábado, 3 de marzo de 2012

Ampurias


El yacimiento arqueológico de Empúries  se encuentra en el ayuntamiento gerundense de L´Escala, en el golfo de Roses.

Durante el período del Bronce Final y la primera Edad del Hierro esta zona estaba poblada por los indiketes. En el 575 a.C  arribaron las naves de  los foceos y se instalaron en  la Paleópolis (ciudad antigua), situada en una isla frente a la costa  en lo que hoy es San Martín de Empúries. Los foceos eran un  pueblo de navegantes y comerciantes griegos procedentes de Massalia (Marsella), que buscaban un refugio o una escala para las naves massaliotas en sus viajes hacia el sudeste. Se descarta que se establecieran por motivos comerciales ya que la región era pobre y sus habitantes eran gente poco civilizada y no poseían mercancías de especial valor.

Lo que en principio fue una pequeña factoría griega experimentó un fuerte crecimiento demográfico, por lo que los foceos fundaron en el 550 a.C una ciudad bien urbanizada de varios miles de habitantes, la Neápolis (ciudad nueva), situada en tierra firme frente a Paleópolis. Neápolis tenía unas dimensiones de 200 m de largo por 130 m de ancho, con un puerto situado al norte, y rodeada por una maciza muralla construida según la técnica ciclópea. Se trazaron tres grandes calle en dirección S-N, las cuales eran cortadas por otras en ángulo recto, con una pronunciada inclinación hacia el mar. 

Horno griego

Existían varios templos, destacando el de Artemisa, y una stoa  de dos hileras de doce columnas que formaban un doble pórtico con nueve tiendas (pequeñas estancias rectangulares) en el fondo. Las casas griegas eran pequeñas y pobres, y las mayores de ellas tenían una superficie de 100 m2 y poseían un patio y algunas dependencias.

Casa del peristilio (s.II a.C)

Se supone que el  súbito crecimiento de la población se debió a la llegada de oleadas de habitantes de las colonias griegas del sur o de la colonia de Alalia (Córcega), que venían huyendo de los cartagineses. Durante el siglo IV a.C la ciudad ya era conocida como Emporion y  vivió un período de gran prosperidad gracias al comercio, convirtiéndose en la mayor colonia griega en la Península Ibérica. A finales de este siglo se empezaron a acuñar los primeros dracmas, en cuyo anverso aparecía la efigie de la ninfa Arethusa y en el reverso un pegaso y la inscripción emporiton.

En el siglo III a.C. el comercio de Emporion se vió amenazado por la llegada de los cartagineses, por lo que los emporitanos acudieron a Roma en busca de ayuda. Roma llegó a un acuerdo con Asdrúbal en el 226 a.C. por el que éste se comprometió a mantenerse al otro lado del río Ebro. Emporion fue un firme aliado de Roma durante la Segunda Guerra Púnica y en el 218 a. C. desembarcó Publio Cornelio Escipión “el Africano” para cortar las líneas de suministro de Aníbal.

La construcción del primer campamento romano comenzó el año 195 a.C cuando el cónsul Marco Porcio Catón desembarcó con sus hombres en Roses. Alrededor del  100 a.C. se construyó una nueva ciudad romana fortificada de 750 m de largo por 350 m de anchoy planta rectangular, rodeada de una muralla.

Casa del atrio (s.II a.C)

Debido a las excelentes relaciones entre griegos y romanos, ambas ciudades convivieron y gradualmente se produjo un proceso de romanización de los foceos, que culminó con la concesión de la ciudadanía romana durante el gobierno de Augusto y la unión de ambas ciudades formando el municipium Emporiae. Sin embargo al principio la población indígena continuó viviendo fuera de la ciudad, al otro lado de la muralla.

Pavimento de una sala de banquetes con la inscripción en griego "dulce estar reclinado".

Durante el siglo II a.C. la muralla se desplazó para dejar espacio para nuevos templos, y se construyeron dos torres cuadrangulares. 

Muralla romana

Una de las nuevas construcciones era el Asklepieion, un centro religioso y de curación consagrado al dios de la medicina (Esculapio), y erigido sobre el primitivo templo de Asklepio del siglo IV a.C.  La estatua de Esculapio recuerda a las obras de los discípulos de Fidias. La imagen está labrada en mármol y en la mano izquierda agarraba un bastón en el que se enroscaba una serpiente, mientras que en la derecha sostenía una pátera.


El templo disponía de un pozo, unas cisternas donde se almacenaba el agua para los ritos de purificación y un edificio donde reposaban los enfermos.  

Filtros de agua (s. III a.C)

En el siglo I a.C. se construyó un templo consagrado a Isis y a Serapis, lo que demuestra la importancia de los cultos egipcios traídos por los mercaderes orientales que llegaron a Empúries y se establecieron en ella.



El Serapíeion era un templo tetrástilo (cuatro columnas en la fachada principal) de estilo dórico con escaleras laterales de acceso y enmarcado en un pórtico. Se construyó sobre el antiguo abaton o zona destinada a los enfermos del templo de Asklepio


De los restos de la ciudad griega destacan el ágora y el mercado, ambos del siglo II a.C, situados en el centro de la Neápolis. De todos modos, la mayor parte de los restos hallados en la ciudad griega corresponden a viviendas cuya cronología va del siglo VI a.C al II a.C. Otra construcción destacada es la escollera griega de 82 m de longitud, 6 m de ancho y 6,5 m de altura.

En la ciudad romana podemos ver unas termas.



También encontramos un foro o plaza pública rodeada de tabernas y comercios, un templo y tres grandes domus decorados con mosaicos. 






A través de un arco de piedra se salía del recinto de la ciudad y se llegaba a un anfiteatro construido a finales del siglo I d.C  empleando materiales de baja calidad. Sus gradas eran de madera y sus dimensiones eran 93 m de largo por 44 m de ancho.


También existen necrópolis greco-indígenas (s.VI-III a.C. Se hallaron restos cerámicos chipriotas, calcídicos, de Asia Menor y corintios), tardorrepublicanas (s.II-I a.C.), altoimperiales (s.I a.C-II d.C.) y bajoimperiales  (s.III-VI d.C.).


El declive de Empúries comenzó cuando en la guerra civil se alineó del bando de Pompeyo en contra de Julio César. Tras la victoria de Julio César, anula el estatuto jurídico de la ciudad y crea una colonia para sus soldados veteranos. A partir del siglo I  d.C. Empúries entra en decadencia eclipsada por Tarraco y Barcino. En el siglo III d.C. fue abandonada definitivamente.



Las fotografías de este artículo han sido realizadas por Francisco Javier Torres Goberna ©.